jueves, 31 de diciembre de 2020

REFLEXIONES DE LA PALABRA (CDLXXXIX). Solemnidad de Santa María, Madre de Dios


 

Hoy, tras haber dejado detrás – y, porque no decirlo, haber mandado al cuerno- el 2020, nuestra mirada se concentra en la Virgen María, a quien proclamamos Madre de Dios. Y es que María es la Madre de Dios. Es la Virgen y Madre del Rey, elegida por Dios para que llegaran a todos los hombres los bienes de la salvación eterna.

Por eso que, en el contexto de las fiestas de Navidad en las que estamos, la Virgen María cobra hoy un significado especial como la que ha traído a la Vida y ha dado al mundo al Salvador. Pero en este día de Año Nuevo, el título de Madre de Dios se hace aún más grande, pues la maternidad de la Virgen María tiene un carácter universal y se extiende a toda la humanidad, porque María nos hace hijos en el Hijo.

Así pues, al comenzar un nuevo año, nos ponemos bajo su protección. Hemos terminado un año fatídico, ahora encaramos un 2021 en el que todo está por venir, un año que se abre con dudas y oscuridades, pero también con pequeños rayos de luz y esperanzas. A lo largo de estos 365 días habrá días mejores y días peores, días alegres y días tristes. Días sobre los que iremos construyendo nuestra vida y nuestra historia; y en ese camino nos encontramos a un Dios cercano que sabe mucho de nuestra vida, un Dios que nos acompañará en nuestro camino y nos sostendrá en medio de las dificultades y los obstáculos que encontremos.

Que el Señor, Dios de la paz, nos colme de su paz y conceda a nuestro mundo el don de la reconciliación, el silencio de las armas y el fin de las guerras. Que María, Madre de Jesucristo, el Príncipe de la Paz y Madre de todos los pueblos, nos acompañe y sostenga en el camino; y que San José y Santiago, con sus respectivos patrocinios, sean nuestros guías en este año que comenzamos, y que ponemos en sus manos.

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Abril Romero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, bienvenid@ a Abril Romero. Deje su mensaje o saludo.