sábado, 15 de agosto de 2020

III Reflexiones de la Palabra III Solemnidad de la Asunción de la Virgen

Las lecturas de la Sagrada Escritura que proclamamos hoy hacen referencia, de una u otra forma, a María. En la primera lectura, del libro del Apocalipsis, se nos muestra como una mujer vestida de sol que tiene por pedestal la luna, coronada con doce estrellas. De la misma forma, el salmo nos invita a contemplar a María como Reina adornada con joyas, de pie, a la derecha de Dios.
Pues bien, a esta Mujer, a esta Reina y Madre, elegida por Dios, todas la generaciones la felicitamos, porque el Señor ha hecho obras grandes en Ella y, añado yo, por medio de Ella.
Por eso que hoy, fiesta de la Asunción de la Virgen, todo en la liturgia nos invita a la alegría y al agradecimiento, porque a través de María, Dios nos ha concedido la gracia de ser sus hijos y de compartir su mismo destino.
Y es que en la Virgen María, asunta en cuerpo y alma a los cielos, se ha consumado plenamente el Misterio Pascual de Cristo, pues en María, contemplamos y saboreamos anticipadamente esa gloria futura a la que estamos llamados y que tendremos como destino si, junto con Ella, sabemos seguir los pasos de su Hijo Jesús.
Llevemos, pues, en nuestro corazón el amor a la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, junto al convencimiento de que Ella siempre intercede por nosotros desde el cielo; e imitemos en nuestra vida sus valores creyentes, como la disponibilidad, el servicio a los demás y la contemplación de nuestro destino celestial.
Permitidme que termine recitando unos versos de Fray Luis de León en la Oda a la Asunción, que expresan en muy pocas palabras tanto el sentido de la fiesta de hoy como los deseos que tiene que despertar en nuestro corazón:

Al cielo vais, Señora,
y allá os reciben con alegre canto.
¡Oh quien pudiera ahora
asirse a vuestro manto
para subir con vos al monte santo!

Mn. Ramón Clavería Adiego;
Director espiritual de Abril Romero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, bienvenid@ a Abril Romero. Deje su mensaje o saludo.