sábado, 23 de mayo de 2020

III MAYO DE MARÍA III La Virgen de la Cabeza hubiera procesionado hoy por las calles de Linares, Baena, Begíjar, Murcia y Herencia


Hoy, sería un sábado intenso en la devoción de la Virgen de la Cabeza, si la pandemia no existiera, sólo queda la espera para las Cofradías que hoy no procesionan a su Imagen



De izquierda a derecha, Linares, Baena, Begíjar, Murcia y Herencia.



Introducidos en la segunda mitad del mes de María, la procesiones en honor a la Virgen de la Cabeza en diferentes puntos de la geografía española hubieran sido multitudinarias, llenas de fervor, amor y devoción a la Reina de Sierra Morena, sin embargo, un fin de semana más, la tristeza honda nuestros corazones por los fallecidos y  por los que sufren en la actualidad la pandemia que asola al mundo. En especial, hoy es un día muy doloroso, pues nos ha dejado el Padre Trinitario Salvador Egido, un sacerdote cercano, amable y muy querido por los romeros y devotos de la Virgen de la Cabeza. Él, estaba muy cerca de la Madre de Dios en el Santuario, día a día, junto a Ella para pedir por todos nosotros. Ahora, nosotros pedimos por él, pues desde hoy se encuentra en el Santuario del cielo.


En la ruta de hoy, nos detenemos en Linares, donde su Real Cofradía, sí ha celebrado sus cultos en honor a la Imagen de la Virgen de la Cabeza que veneran en la Parroquia de Santa Bárbara, eso sí, con un tercio del aforo del Templo.

El Solemne Triduo se ha celebrado durante los días 20, 21 y 22 de mayo, celebrándose el primer día
una ofrenda floral de todos los devotos a la Imagen, el segundo día fue dedicado a los fallecidos por la pandemia y el tercero se realizó una Celebración Penitencial.

En la jornada de hoy, se celebra la Función Principal y Misa de Acción de Gracias a la Santísima Virgen. Hoy, se queda Linares con el anhelo de poder disfrutar de su presencia por las calles que siempre la han visto pasar, cada mayo, como la flor entre las flores y la alegría del cristiano. Hoy, es salud de los enfermos en su Parroquia de Santa Bárbara, velando por todos ellos.


 Procesiones de varios años en Linares.


Ahora viajamos hasta la provincia de Córdoba para llegar a la ciudad de Baena. Allí donde resuenan los tambores cuando la Cuaresma inunda sus calles. Allí donde el tambor se convirtió en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, hoy sólo hay silencio.

Ni cohetes en el cielo, ni banderas con picas en su extremo de plata, ni un tambor redoblando romería, nada, bueno nada no, si que repican las campanas de Santa María La Mayor para anunciar que, Baena hoy, y cada minuto de sus días, ama a la Virgen de la Cabeza.

Hoy sería un gran día en la ciudad, donde las calles estarían abarrotadas y el Templo completo de
fieles y romeros que saldrían al paso de “La Morenita”. Hoy sería un día hermoso, que se queda consumido en una plegaría, un rezo, un ¡Viva la Virgen de la Cabeza! en la Iglesia, en donde la Virgen de la Cabeza preside su Altar desde la Romería de Abril, la que no hubo en Andújar.

Hoy, la Virgen de la Cabeza que allí se venera, vestida de azul y blanco, escoltada por dos banderas y coronada con una corona de oro que resplandece quizás más que nunca, espera a sus hijos en el Altar Mayor de su Iglesia, espera que amanezca un mayo jubiloso, donde sólo la alegría cautive nuestras almas y las penas se ahoguen en un vitoreé a la Reina.

Hoy, la Virgen vela de todos sus hijos de Baena y llora a los que se fueron a su presencia en el cielo, junto a Ella.


Procesión en Baena.



Volvemos a la provincia de Jaén, hasta la comarca de La Loma, para detenernos en la localidad de Begíjar. Allí, las fiestas en honor a la Virgen de la Cabeza inundarían las calles de alegría.

Tras el Triduo en honor a la Reina de Sierra Morena, siendo el primer día la Ofrenda Floral a la Madre de Dios por parte de todos los devotos y romeros, se debería de haber celebrado el cuarto Pregón en honor a la Rosa de Oro española, la Virgen de la Cabeza.

Ya sumergidos en el fin de semana en el que nos encontramos, hoy mismo, la procesión de la Virgen
de la Cabeza, acompañada por distintas Hermandes y Cofradías invitadas para la ocasión, saldría desde su Ermita para llegar al Templo Parroquial, donde se celebrase la Santa Misa. Ya en la jornada del domingo, y tras una noche de alegre verbena en honor a Ella, nuevamente la Eucaristía habría inundado de amor los corazones de los romeros y al caer la tarde, la Sagrada Imagen hubiera regresado a su Ermita, no sin antes imponerse a los niños recién bautizados la medalla de la Hermandad.

Hoy, espera desde su Ermita, la Virgen de la Cabeza, velando por todo el pueblo de Begíjar, para que pronto sus fiestas inunden de alegría los corazones de aquellos que hoy, sin su presencia quedan.




Procesión en Begíjar.




Ahora, cruzamos el límite de la Comunidad Autónoma de Andalucía, para quedarnos en Murcia Allí ya estaría la Virgen de la Cabeza recorriendo las calles de la ciudad.

En estos mismos instantes, tras celebrarse la Santa Misa en su Sede Canónica de San Juan Bautista, la Virgen de la Cabeza recorrería las principales calles de la ciudad entre la solemnidad y la elegancia que lleva su Cofradía en las Procesión.

La Virgen de la Cabeza, portada a andas por hombres con traje oscuro, sería iluminada por candelabros de guardabrisa que quisieran buscar la mirada de la Madre de Dios en una noche donde la devoción se desborda en su Procesión.

Tras un cortejo de fieles y con el olor del incienso, la Virgen de la Cabeza sería mecida por sus anderos, al son de marchas cofradieras, que recuerdan el sabor de la Pasión de Cuaresma. Marchas interpretadas con gran maestría por la Banda de Música Municipal de Molina de Segura, que, con ilusión, harían sonar aquella pieza, titulada Murcia a su Virgen de la Cabeza, compuesta por Antonio Jesús Hernández.

En su Templo vela por todos los murcianos la Virgen de la Cabeza, con su mirada clavada en los cielos suplicando por el fin de la pandemia. Tener paciencia, pues Ella nunca os abandonará.


Procesión en Murcia


Para terminar esta bella ruta por la devoción a la Virgen de la Cabeza, viajamos hasta tierras de Castilla La Mancha, para quedarnos en Herencia, lugar donde se deberían de estar celebrando la Romería en Honor a la Virgen de la Cabeza.

Hoy, la Virgen de la Cabeza bendeciría cada hogar, cada calle y cada alma de sus hijos que Herencia la aclaman. La Reina de Sierra Morena, portada por sus anderas sobre un trono de plata y bajo un palio cuajado de sentimiento, procesionaría en esta tarde por su ciudad, haciendo del sábado, un día lleno de amor hacia la Madre de Dios.

No obstante, la Cofradía ha querido que sus fieles estén con Ella y la tradición truncada por la
pandemia no se rompa, es por esto, que con todas las medidas de seguridad, un estandarte con la imagen de Ella, peregrinará desde el Convento de los Padres Mercenarios, hasta su Ermita, así lo hará a las 7 de la mañana del domingo, como cada año lo hace la Imagen de la Virgen de la Cabeza portada por la devoción de su pueblo.

Además, su Ermita permanecerá abierta durante todo el domingo, para que los fieles y romeros puedan visitar su Sagrada Imagen y dejar una promesa o petición bajo el manto de la Madre de Dios. Así es, por iniciativa del colectivo juvenil de la Hermandad, se podrá dejar una petición escrita en papel bajo el manto de la Virgen y cuando termine la pandemia se hará un mural con todas ellas en la Sala de Exvotos de la Ermita.


Procesión en Herencia



Traslado a su Ermita en Herencia a las 7 de la mañana del domingo




Artículo: Jorge Cecilia
ABRIL ROMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, bienvenid@ a Abril Romero. Deje su mensaje o saludo.