sábado, 25 de abril de 2020

III ROMERÍA 2020 III Sábado de caballos y carretas, los romeros peregrinan hasta el Cerro de la Cabeza


Ha amanecido un nuevo Sábado de Romería, y haciendo honra a las sevillanas del grupo Noches de Abril, “ha amaneció lloviendo para que no levanten polvo, los caballos, las carretas…”, pero en esta ocasión, ni con el sol más radiante hubieran levantado polvo alguno, pues en el día de hoy, los peregrinos de todos los lugares caminamos al encuentro de la Virgen de la Cabeza en alma y corazón.

Banda de Música "Maestro Amador", en la salida de la Cofradía Matriz. CARLOS A. GÁLVEZ.

Mujer en Jamuga. GÁLVEZ
La Real e Ilustre Cofradía Matriz, debería de haber realizado su tradicional desfile por el centro urbano de la ciudad, para anunciar que Andújar en Hermandad, va al encuentro de la Virgen de la Cabeza. El Hermano Mayor, debería de haber gritado “vivas” y levantar el cetro de plata, donde se encuentra la Virgen, más alto que nunca. Las mujeres deberían de haber gritado “vivas”, mientras dulcemente son mecidas por el caminar de los mulos, pues las jamugas ya vestirían cada rincón de la sierra.


Fiscal Hdad. Matriz. GÁVEZ.
Al llegar a San Gines, el Guión de Camino de la Cofradía Matriz se inclinaría hacia el azulejo donde Ella se encuentra en el interior de la pequeña Ermita, para entonar la Salve, en una “pará” en el camino llena de peregrinos. Y por la cuesta “El Madroño”, tras despedir a Valentín, ese peregrino que con sus brazos abiertos siempre nos indica hacia donde está la meta de nuestro destino, el Guión granate hubiera mecido sus doce campanillas para que Andalucía sepa por donde va la Hermandad Madre. En el Lugar Nuevo, las banderas hubieran cruzado el Puente Viejo, a lomos de mulos o quizás con chicuelinas que levanten el ánimo al son de unos “vivas” y unas palmas para la Morenita. Y al caer la tarde, por los Caracolillos, la Cofradía iría ansiosa de encontrarse con Ella, pues en el poblado, en la primera reja, tras acabar el Camino Viejo, cientos de personas esperan a recibir a las banderas y a una Hermandad centenaria, embajadora de una devoción que traspasó fronteras.

Jinetes a lomos de sus caballos sobre el Río Jándula. GÁLVEZ.


Caravana de Carretas por la carreta de La Cadena.

Romeros en Carreta. GÁLVEZ.
La Carretas, ya estarían pintando de colores los caminos que conducen hasta Ella. Desde bien temprano, prácticamente de amanecía, se escucharían sevillanas en calles silenciosas y algún tímido cohete, estaría despertando a aquel, que de despertador tiene estallido de los cohetes. Los que se quedan, guardando promesas  en su cabecera, despiden a las carretas, que van llenas de andujareños y romeros de otras tierras, pues de Arjona o Granada vienen carretas, para peregrinar por Sierra Morena. Las primeras “parás” en el camino, más o menos a la altura de la vaquería de la carretera de la Cadena, hacen espabilar a los romeros, que por sevillanas, muy de mañana bailan sobre el asfalto que cruza los Cerrillos. En San Ginés, las campanas saludan con júbilo a las carretas y en el Arroyo del Gallo se bautizan a los primerizos carreteros que peregrinan al Cerro en una Carreta “adorná” de farolillos, lunares y flores de papel. En el Lugar Nuevo, sobre el Puente Viejo, habrían cruzado las Carretas y el paraje se habría convertido en colorido y fiesta en mitad de la serranía morena. Al caer la tarde, las Carretas habrían ido bordeando el Cabezo, para ir entrando al poblado entre palmas y bullicio de los romeros, que en tiendas de campaña, ya se encuentran en el Cerro. En el Santuario todo sería fiesta, gentío, cohetes, Hermandad, Carretas, caballos, campanas sonando, de velas hechas promesas, de banderas al viento, de sevillanas y candelas. En el Santuario hoy todo sería fiesta, de Cofradías Filiales que se presentan ante la Virgen de la Cabeza, y Andújar con su Cofradía Matriz, que al caer la noche hubiera despertado todos los sentimientos, cuando se presente, subiendo por calzadas del Santuario de noche, desbordaría júbilo al encontrase con la meta de sus sueños, la Patrona de los andujareños.

Caravana de Carretas cruzando el Puente Viejo del paraje "Lugar Nuevo".

Hoy, solo nos queda mirar nuestra medalla, colgárnosla en el pecho y gritar ¡Viva la Virgen de la Cabeza! Pues hoy todos estamos junto a Ella.

Basílica del Real Santuario. CARLOS Á. GÁLVEZ.


Artículo: Jorge Cecilia 
ABRIL ROMERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, bienvenid@ a Abril Romero. Deje su mensaje o saludo.